5G, así es el futuro de las redes móviles

Publicado en: Dispositivos Móviles | 0

La siguiente evolución de las redes de telefonía móvil será el 5G. Permitirá entre otras cosas navegar a velocidades de vértigo superiores  a 1 Gbps. Esto supone multiplicar por diez la velocidad actual de navegación. También podremos ver canales en streaming con calidad 4K y otros servicios que demandan gran cantidad de ancho de banda.

Los datos ilimitados para navegar desde el móvil son el deseo que tenemos muchos y poco a poco se está convirtiendo en una realidad. Tanto en Estados Unidos, como en Europa, como en Asia, son varios los destinos y operadoras que ya ofrecen esta posibilidad. Sin embargo, los datos ilimitados también disparan los costes para las compañías telefónicas, lo que les puede llevar a ralentizar las redes para “disuadir” de consumir demasiados datos.

A pesar de que actualmente son muchos para los que el 4G todavía es un sueño lejano fabricantes y operadores ya están mirando más allá. Los hasta 300 Mbps de bajada que nos ofrecen a día de hoy las redes 4G parecen no ser suficientes para las demandas futuras y la industria ya está preparando el nuevo salto, la llegada del 5G.

Pero aunque se está empezando a hablar de ello, lo cierto es que los fabricantes todavía están con los cimientos de una tecnología que ya ha demostrado que puede llegar a ofrecer hasta más de 7 Gbps en entornos reales. Conozcamos con más detalle como funcionaría y que nos traerá de nuevo la tecnología 5G.

 

Objetivo: 2020

Hasta 2020 probablemente no empezará a llegar pero ya está en marcha. Con el 4G todavía en despliegue, los fabricantes de dispositivos de redes ya han establecido un calendario para ponerse a trabajar en el 5G. Es tiempo para las investigaciones, pruebas y prototipos, dándose posteriormente dos años para la creación del estándar, otro año para el desarrollo de productos y, finalmente, su despliegue en 2020.

 

Velocidades de vértigo, latencia ridícula

El objetivo de toda nueva generación de red móvil es multiplicar la velocidad de la conexión, pero detrás del 5G hay más que eso. Ya no se trata solo de ofrecer velocidades de vértigo, también hacer que las conexiones ganen en calidad, por un lado mejorando el número de terminales al que puede dar servicio cada antena simultáneamente pero también reducir la latencia.

La primera gran diferencia entre el actual 4G y la idea de 5G que hay actualmente es la frecuencia que se usa. Mientras en 4G lo más habitual es usar frecuencias bajas, entre los 800 MHz y 2.6 GHz, en el caso de las pruebas de 5G que se han llevado a cabo hasta ahora se han utilizado bandas situadas entre los 26 y 38 GHz.

Pero además de la velocidad, la latencia es uno de los puntos importantes en las futuras redes 5G. Estaríamos hablando de que esta nueva tecnología sería capaz de reducirla hasta valores cercanos al milisegundo. ¿Qué se busca con esto? La mejora por ejemplo en juegos online sería evidente, pero aun más importante es a la hora de mantener vídeoconferencias, en las que tener el menor retardo posible es de vital importancia para una comunicación fluida que nos permita trabajar con alguien que esté lejos de nosotros.

Fuera aparte del consumo de batería de los dispositivos, prometen que disminuirá aunque habrá que ver como lo consiguen, otro importante problema a examinar será el del coste de los despliegues.

 

Dejar un comentario