La privacidad de tu móvil sí importa.

Publicado en: Dispositivos Móviles | 0

La configuración de la privacidad de un  smartphone es crucial para disfrutar de un uso y navegación apropiado desde el punto de vista de nuestra seguridad, y es uno de los aspectos más importantes a tener en cuenta.

El día a día, nuestros recorrido está registrado en el software de nuestro teléfono móvil. Quizás es algo que es muy común, y que a menudo oímos, que las aplicaciones que usamos tienen un registro de todos nuestros datos.

Cada vez hay más aplicaciones en el mercado, y seguramente no conozcamos el acceso de éstas a nuestros datos. Problema que resulta bastante delicado, porque nuestra privacidad queda reducida siempre que permitamos el acceso y uso de éstas, por lo que es recomendable revisar los permisos y quitar aquellos innecesarios que comprometen datos privados.

Recuerda, comprobar con frecuencia los ajustes del terminal, restringe el acceso a aquellas aplicaciones que no te interesen o simplemente no uses. Dedica unos minutos de vez en cuando para comprobar que aplicaciones acceden a tu información, y limita esos accesos inapropiados, o simplemente indeseables.

Los smartphones también cuentan con dispositivos de geolocalización activados de forma predeterminada, opción que el usuario puede deshabilitar. También utiliza las contraseñas, y no las guardes ni permitas que los navegadores las recuerden por ti.

Estamos siempre conectados a Internet, por lo que la seguridad es un término bastante inestable, pero el cuál podemos manejar dentro de unos límites con unos pequeños ajustes de nuestros dispositivos.

Cómo crear una contraseña infranqueable

Publicado en: Ciberseguridad | 0

Según los expertos combinar símbolos, mayúsculas, minúsculas y caracteres alfanuméricos conformaban la contraseña perfecta. Así lo estableció el Instituto de Tecnología y Estándares norteamericano (NIST) en 2003.

El objetivo de estas indicaciones es evitar que la gente utilice contraseñas fácilmente predecibles para los ciberatacantes. Pero, el investigador Bill Burr, desmintió recientemente su verdadera utilidad y las deja en entredicho.

Estas reglas han provocado la aparición de contraseñas como ‘P@$$w0rd’ que, a las pocas semanas son reemplazadas por ‘P@$$w0rd2’, después por ‘P@$$w0rd3’ y así sucesivamente.

Aunque estas contraseñas cumplen con todos los requisitos, son muy fáciles de romper utilizando un software especializado.

Las últimas recomendaciones del NIST para la creación de claves robustas apuestan por frases largas que se puedan memorizar. Ante el cambio, los expertos explican que aquellos que están acostumbrados y se sienten cómodos con las claves complejas pueden mantener sus patrones de creación de contraseñas sin necesidad de modificar sus hábitos al respecto, pero ya no será necesario cambiarlas regularmente si no hay motivo evidente para ello.

Para los demás, las opciones son varias y es que es posible utilizar frases completas, incluyendo espacios en blanco y caracteres especiales.

La longitud sigue siendo uno de los factores que determinan la fortaleza de una contraseña y dicha longitud no debe ser nunca inferior a ocho caracteres. Los cumpleaños, las célebres ‘123456’, ‘password’, o ‘abcdef’ no son una buena opción como contraseña.