Las conexiones 5G: Un futuro cercano

Publicado en: Tecnología | 0

El 5G o quinta generación es el nuevo estándar tecnológico de banda ancha inalámbrica que dará respuesta a las necesidades de conectividad de los consumidores, proporcionando mayores velocidades, cobertura y prestaciones.

Las conexiones 5G serán 100 veces más rápidas, con velocidades medias de 20 Gbps, superando a las actuales redes de fibra óptica.

La principal ventaja de las conexiones 5G es el aumento de la velocidad, que será dos veces mayor a la actual debido al uso de un espectro de ondas milimétricas; a la vez, ofrece una mayor eficiencia multiplicando por 100 el número de dispositivos conectados. También reduce el 90% de consumo de energía de la red, y permite que las baterías duren más.

Otra de sus mejoras es la reducción de la latencia, que se trata del tiempo de respuesta de un dispositivo en ejecutar una orden.

Todas estas ventajas nos acerca cada vez más al Internet de las Cosas, un mundo en el que todo estará conectado con todo, desde dispositivos móviles hasta electrodomésticos y muchos otros.

Se espera que los preparativos de la red de quinta generación comiencen en 2020, y tres de las operadoras españolas que ya han firmado el acuerdo con el 5G son Telefónica, Orange y Vodafone.  A ellas se unen AT&T, BT, China Mobile, China Telecom, China Unicom, Deutsche Telekom, Ericsson, Fujitsu, Huawei, Intel, KT, LG, NEC, Nokia, NTT DOCOMO, Samsung, SK Telecom, Sony Mobile, Sprint, TIM, Telia Company, T-Mobile USA, Verizon y ZTE.

 

Según un estudio de Ericsson, se estima que el despliegue del 5G supondrá una inversión de 56.000 millones de euros en 2020, y generará una riqueza de 141.000 millones y la creación de 2,3 millones de empleos. Los sectores más activos serán los de energía, fabricación, seguridad pública y salud.

SmartCity: Un futuro próximo

Publicado en: Tecnología | 0

La espera va siendo cada vez menor para que vivamos en unas verdaderas ciudades inteligentes. Desde Panda Security se estima que este proceso tardará alrededor de unos 10 años.
Nuestras ciudades de entonces contarán con con nuestros dispositivos digitales como puerta de acceso a cualquier lugar al que vayamos.

Todo parece darnos una visión de un futuro con prototipos digitalizados verdaderamente asombrosos. Pero todo avance tiene un riesgo, y este no iba a ser menos.

La compañía de seguridad Panda Security, se ha planteado qué pasaría si una ‘smart city’ fuese atacada usando el principio del ‘caballo de Troya’, una forma de propagación del malware, similar a la polinización.
La explicación es simple: los virus necesitan de algo que los transporten o sitúen en un determinado lugar.
Aunque la mayoría de ataques se hace a través de Internet, los investigadores de Panda Security nos informan de tomar precauciones con aquellos elementos que aparentemente no estén conectados a la red.

Y es que en una ciudad inteligente, todos los dispositivos, desde los smartphones hasta los coches, estarán conectados generando con ello gran cantidad de información que se almacenará en las propias ciudades y se compartirá con otras ‘smart cities’ para mejorar el tráfico de personas entre ellas.

La compañia establece una ejemplificación del caso con la creación mítica de Troya, y sostienen que los coches podrían usarse como los caballos de Troya para transportar malware entre ciudades.
Este virus, instalado en nuestros coches, podría utilizarse para Ataques por Denegación de Servicios (DDoS) .

Por ello, “los arquitectos que diseñan las ciudades inteligentes de hoy y del futuro deben plantear los retos de la ciberseguridad en todos sus diseños”, afirma Global Retail Product Manager de Panda Security, Hervé Lambert. Los fabricantes de hardware deben, concienciarse y crear dispositivos con sus correspondientes antivirus, hacer auditorías de ciberseguridad y actualizaciones constantes, como medios de protección ante posibles ciberataques.