HTML5, el lenguaje gráfico de las páginas web

Publicado en: Programación | 1

HTML (Hypertext Markup Language) se ha posicionado como el lenguaje estándar para la estructuración de contenidos en World Wide Web, el elemento de construcción más básico de una página web utilizado para crear y representar visualmente una página web.

En los últimos años, el auge de uso de Internet ha superado al lenguaje de hipertexto. Las páginas web actuales se apoyan en multitud de plugins para satisfacer las exigencias de programadores, editores y consumidores, de ahí que surjan incompatibilidades y fallos de seguridad y, en este sentido, la quinta versión de HTML tiene la responsabilidad de acabar con ello. El 28 de octubre de 2014, el consorcio World Wide Web (W3C) presentó a HTML5 como el nuevo lenguaje de WWW.

Mientras que en los comienzos de Internet las páginas web tan solo servían para representar contenidos, actualmente la interacción con la oferta online se sitúa en el centro del debate. Los administradores web responden con formularios de contacto interactivos, con funciones de comentarios o con la integración de los medios sociales, aunque a ello también se suman los juegos online a los que se puede acceder directamente desde el navegador. Sin embargo, en el caso de HTML 4.01 solo se puede acceder a ese tipo de funciones a través de plugins externos.Es en este contexto donde el nuevo estándar web HTML5 muestra su fortaleza. Junto a las clásicas etiquetas HTML,  y su estructura se caracteriza por marcas específicas, elementos multimedia e interfaces de programación de aplicaciones (Application Programming Interfaces, API).

En general, las versiones actuales de los editores web más habituales soportan HMTL5, por lo que no será necesario un editor HTML5 especial. Como ocurre con cada estándar web oficial, W3C también pone a disposición el validador para HTML5 Validator, con el que se podrá evaluar la conformidad de los documentos HTML. La validación del marcado de HTML de una página web se convierte en un factor importante para garantizar la calidad.

La tecnología mejora la educación

Publicado en: Tecnología | 0

La utilización de dispositivos móviles dentro y fuera del aula como estrategia educativa permite a los estudiantes acceder al conocimiento en cualquier lugar y en cualquier momento. Así lo revela el estudio de Tabletas en educación. Hacia un aprendizaje basado en competencias, impulsado por Samsung Electronics.

Una investigación centrada en cómo impacta el uso de estos dispositivos en las aulas y cómo mejora el rendimiento de académico de los adolescentes. Estudio en el que han participado 850 alumnos de edades entre 10 y 12 años de 32 centros educativos, y 350 docentes.

Los resultados del informe de Samsung revela que la adopción de la tecnología en las aulas ha mejorado ostensiblemente tres importantes áreas en la educación de los alumnos: comunicación lingüística, la competencia digital y de ‘aprender a aprender’.

El estudio muestra una mejora de la competencia digital del 19% a lo largo del curso. El uso de los dispositivos móviles promueve espacios de trabajo colaborativo ya que permite que los alumnos se ayuden mutuamente. Además, la autonomía que aportan las tablets genera un aumento de trabajo que promueve una búsqueda de alternativas ante las dificultades que puedan surgir y la resolución de problemas.

Respecto a la competencia en comunicación lingüística, los alumnos muestran un 11% de mejora durante el curso analizado. A este respecto, la mejora de los alumnos viene marcada por la exposición oral, su grabación y posterior visualización.

Por otro lado, el uso de ciertas aplicaciones tecnológicas para la producción de textos permite mejorar la creatividad. Además, se genera una mejora en la comunicación entre los propios alumnos y entre el alumno y el profesor.

El desarrollo de esta competencia también se refleja en las actividades donde los alumnos de centros situados en distintas localidades se comunican a distancia a través de una aplicación, trabajando conjuntamente.

En lo que concierne a la tercera competencia, el proceso de ‘aprender a aprender’ registra un 12% de mejora durante el curso. Los profesores entrevistados consideran que se produce un aprendizaje más autónomo, como se recoge en el estudio.