Samsung comercializará el microprocesador más pequeño del mercado en 2019

Samsung Electronics anunció que comenzará la producción de microprocesadores de nueva generación con componentes de 7 nanómetros, los más pequeños del mercado, con el objetivo de introducirlos al mercado a partir de 2019.

Para ello, la compañia surcoreana, utilizará una nueva técnica basada en la litografía ultravioleta extrema (EUV).

El anuncio fue comunicado en el foro Samsung Foundry, que tuvo lugar en Santa Clara (EE.UU), en el que reveló que en su primera fase experimental trabajarán con tecnologías de 5, 4 y 3 nanómetros.

Cada nueva generación de chips se define por el tamaño mínimo de sus componentes esenciales, 7 nanómetros en el caso del microchip, objetivo que se basa en el desarrollo de microprocesadores más potentes y con mayor número de transistores.

Por otro lado, IBM también anunció que comenzaría a fabricar microprocesadores de 7 nanómetros en laboratorios con intención de reproducirlos en plantas de producción, pero Samsung promete estar por delante de sus competidores en el dominio de la EUV.

La litografía ultravioleta extrema es una técnica basada en el uso de longitudes de onda de luz muy cortas cuyo objetivo es aligerar los costes de la producción de éstos semiconductores tan pequeños.

Con la producción de éstos procesadores, Samsung pretende dominar el sector frente a otros competidores como IBM, Apple, o Qualcomm, entre otras.

BBVA y Samsung implementan la autentificación biométrica

“Con la integración de Samsung Pass garantizamos que BBVA pone a disposición de sus clientes la mejor protección móvil al tiempo que elimina la necesidad de recordar todas las contraseñas que vamos acumulando en nuestra vida digital”, declara David Alonso, director del Área de Empresas de Samsung.

Con esta frase comienza la introducción de una de las tecnologías más punteras de la actualidad. Se trata de la incorporación del sistema de autenticación biométrica Samsung Pass, mediante el cual la entidad permite el acceso a la aplicación utilizando el iris de sus clientes como forma de identificación.

Pero, ¿qué tan seguro es?

Bien, la autentificación biométrica es uno de los métodos más seguros que imposibilita el robo de la identidad a través del terminal. Las credenciales biométricas se almacenan en el dispositivo en la TrustZone, utilizando la plataforma de seguridad Samsung Knox, asegurando la máxima protección del usuario así como un ágil y cómodo acceso a su cuenta bancaria personal.

¿Cómo se utiliza?

Para utilizar la aplicación, los usuarios deberán contar con un terminal Samsung compatible y disponer de la última versión de la aplicación disponible en Google Play.

Para utilizar esta función es necesario configurar el iris en el terminal y en las opciones del Perfil y Ajustes presentes en la aplicación .

¿Habrá más funcionalidades y mejoras?

La respuesta es afirmativa, y es que Samsung y BBVA aseguran que seguirán trabajando para mejorar la experiencia digital de sus clientes y en un futuro próximo ofrecernos otro servicio importante como el de la firma a distancia al contratar uno de sus productos.

BBVA se convierte así en la primera entidad bancaria española que cuenta con la tecnología de autentificación biométrica, por lo que se lleva un merecido reconocimiento como la mejor aplicación de banca móvil por la consultora internacional Forrester Research.

La tecnología mejora la educación

Publicado en: Tecnología | 0

La utilización de dispositivos móviles dentro y fuera del aula como estrategia educativa permite a los estudiantes acceder al conocimiento en cualquier lugar y en cualquier momento. Así lo revela el estudio de Tabletas en educación. Hacia un aprendizaje basado en competencias, impulsado por Samsung Electronics.

Una investigación centrada en cómo impacta el uso de estos dispositivos en las aulas y cómo mejora el rendimiento de académico de los adolescentes. Estudio en el que han participado 850 alumnos de edades entre 10 y 12 años de 32 centros educativos, y 350 docentes.

Los resultados del informe de Samsung revela que la adopción de la tecnología en las aulas ha mejorado ostensiblemente tres importantes áreas en la educación de los alumnos: comunicación lingüística, la competencia digital y de ‘aprender a aprender’.

El estudio muestra una mejora de la competencia digital del 19% a lo largo del curso. El uso de los dispositivos móviles promueve espacios de trabajo colaborativo ya que permite que los alumnos se ayuden mutuamente. Además, la autonomía que aportan las tablets genera un aumento de trabajo que promueve una búsqueda de alternativas ante las dificultades que puedan surgir y la resolución de problemas.

Respecto a la competencia en comunicación lingüística, los alumnos muestran un 11% de mejora durante el curso analizado. A este respecto, la mejora de los alumnos viene marcada por la exposición oral, su grabación y posterior visualización.

Por otro lado, el uso de ciertas aplicaciones tecnológicas para la producción de textos permite mejorar la creatividad. Además, se genera una mejora en la comunicación entre los propios alumnos y entre el alumno y el profesor.

El desarrollo de esta competencia también se refleja en las actividades donde los alumnos de centros situados en distintas localidades se comunican a distancia a través de una aplicación, trabajando conjuntamente.

En lo que concierne a la tercera competencia, el proceso de ‘aprender a aprender’ registra un 12% de mejora durante el curso. Los profesores entrevistados consideran que se produce un aprendizaje más autónomo, como se recoge en el estudio.