Robótica y Big Data, tecnologías punteras al servicio del paciente

El uso de big data en las investigaciones es clave para conocer cómo actuar ante una enfermedad y en el uso de un fármaco.

La robótica hace acto de presencia también en el quirófano. Se trata de un quirófano híbrido que se encuentra instalado en la Clínica Universidad de Navarra (CUN) en su sede de Madrid inaugurada en el mes de Noviembre de 2017, que se extiende por 46.000 metros cuadrados valorados en 25 millones de euros.

Esta novedad pretende cumplir con las últimas tendencias médicas, y ofrecer a cada paciente un diagnostico y un tratamiento en 24 horas.

La Clínica cuenta con una característica innovadora en las instalaciones médicas españolas, un equipo de resonancia magnética de 3 teslas, adaptable a cualquier biotipo corporal que ajusta el estudio de imagen a las características físicas del paciente. Esta ventaja supone un antes y un después en la atención de ciertos grupos de pacientes que antes se consideraban “grupos de riesgo” en las exploraciones con resonancia magnética, cómo las personas con afecciones cardíacas o con exceso de peso.

Con un arco en ‘C’ robotizado, está provisto de sistemas de imagen en tiempo real para cirugías de mayor precisión, minimizando al máximo los riesgos y agresiones innecesarias al paciente. Este sistema de angiografía permite, la realización de TAC’s durante el proceso operatorio.

La lucha contra el cáncer es otra solución que la Clínica CUN pone al servicio del paciente. Para ello, en las cirugías oncológicas han incluído un acelerador intraoperatorio. Este acelerador portátil ayuda a radiar el tumor en la zona afectada, técnica que evita el daño de otros tejidos que no han sido afectados.

En el proceso de lucha contra los tumores, y diagnóstico de la Medicina Nuclear destaca el sistema PET-TC (Tomografía por Emisión de Positrones).

Se trata de un equipamiento capaz de detectar la existencia mínima de tumores en cualquier tipo de cáncer. Este modelo facilita, la monitorización de la enfermedad para el tratamiento en la fase temprana asegurando que el tratamiento es el indicado para cada paciente.

Este sistema de diagnóstico incorpora la tecnología xSPECT,  utilizando datos de SPECT y CT que permiten la fusión de la imagen gammagráfica con la radiológica, por lo que se consigue un cuadro clínico y una información más precisa de aquellos órganos y estructuras anatómicas de más difícil diagnóstico para la gammagrafía convencional, como el corazón, la columna vertebral, la pelvis y, el cerebro.

Por último, la clínica cuenta con un equipo de Tomografía Computerizada caracterizado por ser el TAC con mayor velocidad en la captura de imágenes. Está indicado para cualquier paciente, sin limitaciones y sin comprometer su comodidad.

Dejar un comentario